EL día que conocí a Nano.

No le había visto en la vida, y apareció en el antiguo Gure, un lluvioso sábado, acompañado de su colega Alvaro Arbe, al que tampoco yo conocía hasta aquel momento pero desde entonces siempre les he visto juntos.

En cuanto empezó a rodar todo quedo claro, es uno de esos con el don, bien plantado sobre el patín y con un estilo exquisito, fue probar un par de trucos y le propuse grabar un ratillo. Recuerdo a Alvaro ya mi metiendole caña “anda dale a esto o a lo otro”, y el diciendo, “buf…no se si lo haré….”  y planchando al tercer o cuarto intento, solo estuvimos dos horitas pero demostró estilazo y control.

Nano es de trato fácil y agradable, un tío alegre y con el que mola pasar un buen rato tanto patinando como en cualquier otra circunstancia.

Ahora patina mucho mas que en aqui, estas imagenes son del invierno pasado, y desde entonces ha seguido dandole sin parar, es un asiduo de los campeonatos del Gure y a menudo de sus podiums. en el ultimo se lesiono y espero que a estas alturas este ya recuperado o le quede poco pa estar bien, por eso he recordado y recuperado estas imagenes, en su honor.

Animo Nano!!!!